Historia de la Navidad y Año nuevo

Publicado en: Uncategorized | 0

Feliz navidad y próspero año nuevo

 

Entre el 24 de diciembre y el 1 de enero celebramos la navidad y el año nuevo. Son tiempo de regalos, festejos y reuniones familiares, aunque para los cristianos practicantes es una emotiva fiesta religiosa.

¿Por qué celebramos la navidad?

Los orígenes pueden variar de acuerdo a la festividad ya que la fecha exacta del nacimiento de Jesús de Nazaret no se encuentra registrada ni en el Antiguo Testamento ni el Nuevo Testamento (Biblia)

La primera vez que podemos oír hablar de las Navidades celebradas el 25 de diciembre (tal y como lo conocemos hoy) surgió casi dos siglos después del nacimiento de cristo por lo que, incluso después del nacimiento del niño Jesús, las Navidades se seguían celebrando en torno a la figura de Saturno que los romanos implantaron.

-Los romanos celebraban la Saturnalia romana que no era más que un festival que representaba el solsticio de invierno y honraban al dios Saturno. Durante esta fiesta, los romanos se alborotaban y por ello, los pocos cristianos que existían en aquella época, se oponían a estas celebraciones tan descontroladas. De esta manera se dice que la Navidad surgió para sustitur la celebración de Saturno, rey del Sol, que en inglés es “sun”, por lo que se tomó como el nacimiento del hijo de Dios, que en inglés es “son”.  Más tarde, cuando la religión cristiana se impuso en todo el Imperio Romano, el rey Justiniano declaró la Navidad como unas fiestas cívicas, aunque poco duró esta compostura, pues en la Edad Media las fiestas navideñas se convirtieron en días para beber y estar de juerga de la mañana a la noche.

-Los germanos y escandinavos celebraban el 26 de diciembre el nacimiento de Frey, dios nórdico del sol naciente, la lluvia y la fertilidad. En esas fiestas adornaban un árbol de hoja perenne, que representaba al Yggdrasil o árbol del Universo, costumbre que se transformó en el árbol de Navidad cuando llegó el cristianismo al Norte de Europa.​

-Los aztecas celebraban durante el invierno, el advenimiento de Huitzilopochtli, dios del sol y de la guerra, en el mes Panquetzaliztli, que equivaldría aproximadamente al período del 7 al 26 de diciembre de nuestro calendario. Aprovechando la coincidencia de fechas, los primeros evangelizadores, los religiosos agustinos, promovieron la celebración de la Navidad y así desapareció el dios prehispánico y mantuvieron la celebración, dándole características cristianas.

-Los Incas celebraban el renacimiento de Inti o el dios Sol, la fiesta era llamada Cápac Raymi o Fiesta del sol poderoso que por su extensión también abarcaba y daba nombre al mes, por ende, este era el primer mes del calendario inca. Esta fiesta era la contraparte del Inti Raymi de junio, pues el 23 de diciembre es el solsticio de verano austral y el Inti Raymi sucede en el solsticio de invierno austral. En el solsticio de verano austral el Sol alcanza su mayor poder (es viejo) y muere, pero vuelve a nacer para alcanzar su madurez en junio, luego declina hasta diciembre, y así se completaría el ciclo de vida del Sol. Esta fiesta tenía una ceremonia de iniciación en la vida adulta de los varones jóvenes del imperio, dicha iniciación era conocida como Warachikuy.

 

Celebrando con tradiciones la navidad:

Lo cierto es que, aunque su origen responde en realidad a otros factores históricos que involucran al poderoso Imperio Romano, a ritos paganos y poco tienen que ver con el hecho histórico que conmemoran, no podemos negar que el espíritu navideño nos hace sentirnos más cercanos a los demás y recuperar ese espíritu infantil que dejamos a un lado el resto del año. Y qué mejor forma de hacerlo que reunir a toda la familia para celebrar el nacimiento del niño Jesús con una cena, es también tradición enviar y recibir tarjetas navideñas a nuestros conocidos para felicitarles; esperar con gran expectación la llegada de Papá Noel y los Reyes Magos; armar el Nacimiento y el árbol de Navidad; decorar ventanas, puertas y paredes con campanas, velas, ángeles o cualquier figurita navideña, en estos días de fiesta las casas, edificios, calles y plazas se visten con figuras navideñas brillantes y coloridas.

 

 

Tradición Navideña Peruana:

En Perú la navidad se celebra en familia, se hace una cena con pavo, pollo o chancho, y la tradición que mas resaltamos es en el desayuno el 24 de diciembre y el 25 de diciembre comer nuestro rico Panetón D’onofrio con su taza de chocolate caliente Sol del Cusco.

Mientras que en otros paises como Colombia tienen otras costumbres como por ejemplo comen pande bono, buñuelos, natillas y su chocolate corona.

 

¿Por qué se celebra el año nuevo?

El Año Nuevo comenzó a festejarse el 1 de enero cuando el papa Gregorio XIII lo dispuso en 1582 para todos los países católicos esa fecha, al inaugurar el calendario en vigencia, que sustituyó al juliano.

Luego, lentamente, las demás naciones lo incorporaron y de esta forma se aceptó en todo el planeta que el año comenzara el 1 de enero y no el 21 de marzo o el 1 de abril, como solía serlo en los otros tiempos con el calendario juliano. Los rusos fueron los último es tomar este cambio, recién en 1917.

De todos modos, en algunos países como Afganistán, Etiopía, Irán, Nepal y Arabia Saudita no será el Año Nuevo, porque se basan en sus propios calendarios.

Además, cada religión celebra su propio Año Nuevo, como el calendario judío, que lo celebra entre septiembre y octubre por ser un calendario lunar; o el calendario islámico, un calendario lunar también que se suele desviar bastante más que el judío.

También existe el Año Nuevo Chino, que sigue un calendario lunar, y se celebra entre el 21 de enero y 20 de febrero.

 

 

Celebrando con tradiciones el año nuevo:

Este pequeño trayecto de tiempo está lleno de muchas costumbres y tradiciones, las generales que tienen lugar en distintas partes del mundo y las particulares que nacen de la creatividad, gustos y experiencias familiares.

Quema de muñecos: La ceremonia se realiza a entre la última hora del 31 de diciembre y la primera hora del 1 de enero, los muñecos pueden representar figuras del espectáculo, la política o la imaginación.

Las doce uvas: Cuando el Año Nuevo toca la puerta, cada miembro de la mesa come doce uvas y por cada una de ellas pide un deseo.

Ropa interior de color rojo; amarillo o verde: En nuestro país y muchos otros países de origen latino, se acostumbra vestir ropa interior con alguno de esos colores, siendo el rojo representante del amor, el amarillo de la suerte y el verde del dinero. Entre otras.

Dichas cábalas son realizadas por millones de personas ya sea que hayan decidido pasarla en casa; fiestas; discotecas; campamentos y demás, no importa la ubicación que tengamos la noche de fin de año es el momento ideal para celebrar con amigos y familiares el nuevo comienzo de año, dejando atrás al anterior y hacerlo siguiendo una serie de tradiciones que se traspasa de generación en generación cada año.